Ficohsa: el compromiso de construir un futuro sin corrupción

En una sociedad donde la corrupción continúa siendo un grave problema que impacta el proceso de crecimiento y el bienestar de los individuos, Ficohsa, como destacada compañía en el ámbito financiero, ratifica su dedicación a la moral, la transparencia y la adherencia a los principios de buen gobierno.

En este sentido, en fechas recientes, Ficohsa participó en la Declaratoria Anticorrupción respaldada por la Fundación Hondureña para la Responsabilidad Social Empresarial (FUNDAHRSE). Este proyecto tiene como propósito reforzar el compromiso de las empresas privadas en la batalla contra la corrupción, impulsando la adopción de medidas preventivas y fomentando una cultura basada en la honestidad y la integridad.

¿Cuál es la relevancia de la Declaratoria Anticorrupción para Ficohsa?

Para Ficohsa, suscribir la Declaratoria Anticorrupción significa avanzar en su continua labor por edificar un entorno empresarial ético y transparente. Al adherirse a esta iniciativa, la compañía se compromete a:

  • Desarrollar y mantener un sistema de gestión anticorrupción sólido y eficaz, garantizando su durabilidad y constante evolución a través de procedimientos de supervisión y análisis.
  • Incorporar la educación en ética y prevención de la corrupción en los programas de entrenamiento y desarrollo profesional de los empleados para fortalecer su compromiso con la cultura de valores e integridad de la compañía.
  • Crear e implantar un plan sólido que asegure la aplicación y el respaldo de estos valores, abordando de manera eficiente los peligros de corrupción vinculados a las operaciones comerciales de la empresa.
  • Cultivar un entorno de informes seguro y confidencial, en el que los trabajadores sientan la confianza y la tranquilidad de reportar cualquier anomalía o comportamiento deshonesto sin temor a represalias negativas.
  • Establecer canales de comunicación efectivos para fortalecer la colaboración con otras organizaciones comprometidas en la lucha contra la corrupción, participando en proyectos conjuntos, intercambiando las mejores prácticas y ofreciendo apoyo técnico y formación.

Un compromiso con la ética y la transparencia

Combatir la corrupción va más allá de cumplir con obligaciones legales; es un compromiso esencial de todas las empresas, incluyendo Ficohsa, ya que esta práctica mina la confianza pública, daña la reputación corporativa y tiene un impacto negativo directo en la viabilidad económica: perjudica la eficacia operativa, incrementa los gastos y restringe las posibilidades de crecimiento. Enfrentar la corrupción se convierte, por tanto, en una estrategia astuta para salvaguardar el valor de su empresa y asegurar su prosperidad a largo plazo.

Luchar contra la corrupción es un desafío que requiere del compromiso de todos los sectores de la sociedad. Solo así es posible construir un futuro más transparente y honesto, en el que la ética y la responsabilidad sean la base del desarrollo económico y social.