Grecia, Francia e Italia aspiran a liderar la misión de la UE en el Mar Rojo | Internacional

Italia, Francia y Grecia pueden liderar la nueva misión de la UE en el Mar Rojo para proteger los barcos europeos de los ataques de las cabañas yemeníes. Además, según fuentes comunitarias, Grecia también aspira a asumir la dirección general de Aspides, la misión propuesta por el Servicio de Acción Exterior de la Unión en una de las rutas marítimas cruciales del mundo, en la que España ha querido participar. Los Ministros de Defensa de los Estados miembros decidirán en los próximos días cómo llevará a cabo el socio la delicada misión, en la que participará con personal y tripulaciones (desde barcos de vigilancia aérea o medios técnicos) al menos en los países y que colaborar con el Guardián de la Prosperidad. , creado por Estados Unidos —con el intercambio de información secreta— y con otros alias. Pero será una protección independiente y única, sin ataques. Los hutíes, alias iraníes, han asegurado que continuarán con las agresiones hasta que Israel logre completar la ofensiva contra Hamás en Gaza, Francia.

Grecia, que ha ofrecido una escala en la ciudad de Larisa (el centro del país) como base, tiene la posibilidad de aceptar la misión y liderarla, pero la decisión no es fácil, según fuentes diplomáticas. Larisa alberga el cuartel general de la Fuerza Aérea griega y la misión OTAN en el país. Bruselas planea desde hace tres semanas en los Estados miembros la creación de la nueva misión Aspides, para la que reclama tres barcos, según adelanta EL PAÍS, ante el aumento de los ataques a barcos comerciales en el Mar Rojo que transportan bien a la UE. La propuesta, hecha después de que España llegara al punto de que la misión contra la piratería líder (Atalanta) también se ocupara de la protección del Mar Rojo, se llevó a cabo justo antes de los primeros ataques de Estados Unidos y el Reino Unido contra cabañas en Yemen.

La UE espera que la misión, que se encargará de vigilar, patrullar y escoltar a los comerciantes, pero también tendrá capacidad para lanzar misiles y drones si los barcos son atacados, ya esté en marcha a mediados de febrero, según explicó arriba La UE El representante de Política Exterior y Seguridad, Josep Borrell, se encuentra reunido con los ministros de Defensa de la UE en Bruselas. Tuvo lugar el 19 de febrero, inmediatamente después de una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE en la que debían perfilarse los últimos detalles, siguiendo a la secretaria de Defensa alemana, Siemtje Möller.

El jefe de la diplomacia europea espera que los países que no participan en la misión no bloqueen y aseguró que en la reunión de estos miércoles con los representantes de la Defensa del Veintisiete se expresó el apoyo político para completar la misión. «No todos mis socios están dispuestos a participar, pero nada se lo impedirá», afirmó Borrell. “Esto es lo que espero; Quienes no quieran participar sólo tienen que estar de un lado”, añadió en la reunión con los ministros de Defensa de la UE. Borrell ha asegurado que numerosas empresas europeas han recuperado la creación de Aspides (Escudo Gris de Protección) porque se ven afectadas por el aumento de costes derivados de los ataques al Mar Rojo. “Está afectando los costos, afectando así los precios y la inflación. Es un esfuerzo natural para nosotros intentar evitar este riesgo”, remarcó Borrell.

Francia, Italia (los dos países que tienen barcos en la región), Alemania, los Países Bajos, Bélgica (que comprometió una fragata), Grecia y Dinamarca se han mostrado dispuestos a transportar material (zumbadores, vigilancia aérea y medios técnicos) y personal a la misión, aseguro una fuente comunitaria. “Lo importante es tener los medios para llevar a cabo la misión, no sólo para el lanzamiento, sino para mantener Aspides en el tiempo”, afirma la fuente. La nueva operación podría costar unos 5,1 millones de euros al año y puede inspirarse en la misión Agenor, liderada por Francia en la zona de Ormuz y con cuartel general en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos).

España acudió a finales de diciembre a la misión Atalanta -creada en 2008 para luchar contra la piratería en las costas de Somalia y que sólo cuenta con un barco- la fragata española Victoria- el área para patrullar el área para apoyar la misión estatal. Esto resolvió algunas tensiones con Washington. España pidió por tanto un dispositivo europeo. El Ministerio de Asuntos Exteriores y Defensa español han discrepado sobre la participación de España, pero el Gobierno de Pedro Sánchez se ha inclinado por la postura de Defensa, con la ministra Margarita Robles al frente, de rechazar participar de momento en uno de los operaciones mas comprometidas de la ‘UE.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

La misión europea, que compartirá información (incluso secreta) con el operador de Washington, se centrará en la protección de barreras fundamentalmente europeas, que ha recibido ayuda comunitaria, pero la situación en la región es volátil y muy completa. La semana pasada, y por segunda vez, EE UU y el Reino Unido atacaron múltiples objetivos en otros lugares controlados por las cabañas, en reacción a ataques aéreos de sus pares contra barrios marginales que el grupo considera de alguna manera vinculados con Israel.

La crisis ha levantado a algunos de los barcos más grandes del mundo, cambiando las rutas de los barcos que viajaban hacia Europa alejándolos del Mar Rojo y el Golfo de Adén, y han apostatado porque navegaban fuera del Cabo Buena Esperanza, en África, a pesar del aumento de costes y tiempo (unas dos semanas) que esto conlleva. De hecho, el transporte marítimo de contenedores por el Mar Rojo ha recaudado casi un 30% en un año, según datos de estos arándanos del Fondo Monetario Internacional (FMI), en un contexto de ataques a chozas rebeldes.

«La situación de seguridad marítima se ha deteriorado en las últimas semanas», denunció Borrell. “La seguridad marítima es una cuestión clave”, aseguró también a Bruselas este miércoles la ministra belga de Defensa, Ludivine Dedónder. Bélgica ha incorporado la reunión de defensa a su presidencia bianual del Consejo de la UE.

El ambiente de la misión se está volviendo muy acelerado, dijo Borrell. “Es urgente”, remarcó el jefe de la diplomacia europea, quien destacó que la petición inicial de España de reformular la misión de Atalanta se hizo bien. “Es una buena idea establecer una misión especial, ad hocuna misión defensiva, de protección, así que dejémoslo claro”, añadió.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_